Araba

Noticias

El próximo 18 de julio volveremos a reclamar verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo


Coincidiendo con el 83 aniversario del golpe de estado, hemos organizado un homenaje y una concentración junto con Podemos, Ezker Anitza y Equo

| 2019-07-12 09:38:00

Coincidiendo con el 83 aniversario del Golpe de Estado de 1936, EH Bildu, Ahal Dugu-Podemos, Ezker Anitza y Equo-Berdeak volverán a reclamar verdad, justicia y reparación. Por tercer año consecutivo, han organizado un acto homenaje y una concentración, no sólo para denunciar la impunidad sino para impulsar la construcción de un futuro mejor para todos y todas, una Araba más justa, sostenible, solidaria, diversa y feminista que plante cara al auge de la ultraderecha.

 

Por la mañana, las cuatro formaciones realizarán un acto homenaje a todas las víctimas en el monolito situado en la plaza Lehendakari Agirre (junto a Correos). Será a las 10.30 horas. Por la tarde, a las 20.00 horas, frente a la Catedral Nueva, han convocado una concentración bajo el lema “Iragana Gogoan, Araba berria erakiki. Contra la impunidad franquista: verdad, justicia y reparación”. Se da la circunstancia de que este año se cumple el 50 aniversario de la inauguración de la Catedral Nueva, con Franco bajo palio, y pocos días después de que el nuncio vaticano se mostrara contrario a la exhumación de los restos del dictador.

 

Por cuestiones como esta, las cuatro formaciones políticas quieren hacer especial hincapié en esclarecer la verdad sobre la guerra y la dictadura franquista, construir un pueblo con memoria que rechace la categorización entre víctimas de primera y de segunda, exigir justicia, garantizar la reparación para todas las víctimas y establecer garantías de no repetición.

 

83 años después, EH Bildu, Ahal Dugu-Podemos, Ezker Anitza y Equo-Berdeak se han reafirmado en los valores que representaba aquella voluntad republicana fruto de la colaboración entre diferentes y el impulso popular. “Queremos recoger el testigo de quienes comenzaron la construcción de una sociedad más justa que la sublevación militar y la dictadura truncaron. Soñaron por la libertad, sentaron las bases de una sociedad que abogaba por la igualdad entre hombres y mujeres, por la enseñanza pública, por la paz, por el futuro de las personas trabajadoras, por los derechos sociales, por el bien común, por la separación entre el Estado y la Iglesia Católica, por la solidaridad… Aquellos valores siguen hoy vigentes”, han señalado.