Legebiltzarra

Noticias

El presupuesto de Lakua no está a la altura de la pandemia porque su prioridad es el relato, no generar certidumbre


EH Bildu ve curioso que, si son las cuentas contra la crisis del coronavirus, al programa Covid le dediquen solo el 3,2%. Reprocha al Gobierno que en plena pandemia ni Salud ni Educación ganan peso en el presupuesto y le advierte de que, si quiere un acuerdo amplio, le toca generar las condiciones para ello.

| 2020-12-21 13:09:00

En opinión de EH Bildu, el Gobierno de Lakua “está más centrado en construir un relato que en ofrecer certidumbres” a la ciudadanía de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa y el resultado de ello es un proyecto presupuestario para 2021 que no está a la altura de lo que requiere la pandemia. Aunque el coronavirus nos ha sumido en una crisis sanitaria, económica y social, el Ejecutivo PNV-PSE no ha modificado de forma significativa sus prioridades y en una situación que es excepcional, plantea las respuestas de siempre. Nerea Kortajarena ha criticado en este sentido que el modelo y la estructura del presupuesto de 2021 son los mismos que en años anteriores, de modo que, a pesar de estar inmersas en una pandemia, ni la sanidad ni la educación ganan peso en el presupuesto. Y peor todavía es la evolución en otras áreas: los servicios sociales, la promoción del empleo, la igualdad, la juventud y la cultura pierden peso.
El proyecto presupuestario que el consejero de Hacienda ha presentado hoy en el Parlamento carece de una apuesta estratégica, a juicio de Kortajarena. Comparando las cifras de 2020 con las propuestas para 2021, “nadie se daría cuenta de que vivimos en una situación de pandemia sin precedentes; es curioso que, si son los presupuestos para hacer frente a la crisis sanitaria, al programa Covid se le dedique solo el 3,2%”. Para la parlamentaria de EH Bildu, este dato refleja bien que el presupuesto no es más que una continuación de lo realizado hasta ahora. “El tamaño real de la respuesta del Gobierno a esta crisis sin precedentes ha sido escaso y muy lento, ha tenido más de propaganda que de esfuerzo real y ahora propone la misma fórmula”.
En esta línea, Kortajarena ha reprochado al Ejecutivo de dar prioridad a construir un relato y escenificar un presupuesto que no es fiel a su realidad. De hecho, Lakua habla de un aumento presupuestario del 5,7% cuando si se ve el presupuesto real de este año la subida no llega ni a la mitad.
En cuanto al endeudamiento, la representante de EH Bildu ha advertido de que, si bien es necesario, no es suficiente. Según ha explicado, el recurso de la deuda debe ir acompañado de la reforma fiscal y la activación de fuentes de ingreso extraordinarias (tasa Covid), ya que es imprescindible “preguntarnos quién debe pagar esta crisis, que requiere un esfuerzo colectivo y hay que abordarla desde la solidaridad y la corresponsabilidad”, descartando las políticas de la austeridad. En este punto Kortajarena ha dado la bienvenida al consejero de Hacienda por haber dado por finalizada la etapa de la austeridad y reconocer así que, aunque hasta ahora siempre lo había negado, el Gobierno de Urkullu sí ha venido aplicando esas políticas. “Ahora anuncia políticas expansivas, pero políticas expansivas de un gobierno conservador”.
Para EH Bildu, ha explicado Kortajarena, los presupuestos de 2021 deben tener “una doble mirada” para responder, por un lado, “a las necesidades que hay aquí y ahora” y, por otro, “empezar a preparar el futuro desde una perspectiva distinta”, puesto que, una vez superada la pandemia, el objetivo no puede ser volver a la situación anterior.
Por último, tras acusar al Ejecutivo EAJ-PSE de actuar en solitario, sin contar con nadie, amparado en su mayoría absoluta, le ha pedido que demuestre que tiene voluntad real de acordar los presupuestos. “Ante los retos que vivimos y vamos a vivir son necesarios consensos amplios. Con el Parlamento en primera línea y en colaboración con los agentes se puede conseguir proyectar una imagen de unidad y salir así reforzados de la crisis como sociedad, pero eso no ocurre sin trabajarlo. Si de verdad consideran que es importante que estos presupuestos salgan adelante con el apoyo de los demás grupos, les toca trabajarlo y generar confianza y condiciones para ello, pero, lamentablemente, ustedes no están acostumbrados a liderazgos compartidos, para ustedes el auzolan es más un concepto elegante que una práctica cotidiana”.