Legebiltzarra

Noticias

Con su negativa a debatir dos proposiciones de ley de EH Bildu, Lakua demuestra otra vez que no quiere trabajo en común


El Gobierno es contrario a tramitar las leyes para crear una oficina anticorrupción y garantizar la gratuidad del aprendizaje del euskera. EH Bildu ve un retroceso evidente, grave y muy significativo, ya que ambas propuestas sí pudieron tramitarse en la pasada legislatura.

| 2020-10-13 15:16:00

El Gobierno de Lakua ha manifestado hoy su criterio contrario a que el Parlamento tramite y debata las proposiciones de ley de EH Bildu para crear una oficina anticorrupción y garantizar el derecho al aprendizaje gratuito del euskera. El Ejecutivo ha vuelto a demostrar así que su discurso de auzolan y colaboración es solo una pose, que no tiene ninguna voluntad de trabajar en común con la oposición y que esta será la legislatura del rodillo.
Nerea Kortajarena ha denunciado “el retroceso evidente, grave y muy significativo” del Gobierno, ya que, aunque el adelanto electoral impidió culminar su tramitación, las dos proposiciones de ley que ahora PNV y PSE pretenden rechazar sin ni siquiera debatirlas sí fueron admitidas a trámite en la pasada legislatura con el criterio favorable del Ejecutivo. “¿Qué ha cambiado para que ahora se nieguen a ello?”.
Para la parlamentaria de EH Bildu, “negarse a tramitar la propuesta de creación de una oficina anticorrupción es especialmente grave; ahora dicen que esa oficina no es necesaria, que existen mecanismos suficientes, pero la realidad es muy distinta: el Gobierno no ha dado ni un paso en esa dirección y, si en la legislatura pasada nuestra propuesta era razonable, ¿por qué no lo es ahora si desde entonces la situación no ha cambiado en nada? La respuesta está clara: ni PNV ni PSE tienen verdadera voluntad de combatir la corrupción”.
En cuanto a la proposición de ley sobre el aprendizaje gratuito del euskera, Kortajarena ha recordado que, aunque Lakua ha dado pasos, todavía estamos lejos de la gratuidad real del estudio del euskera. “EH Bildu propone garantizar el derecho a estudiar euskera gratis hasta el nivel C1 y es incomprensible que el PNV quiera cortar de raíz incluso la posibilidad de debatir sobre ello. La gratuidad actual hasta el B2 es más teórica que real porque, de inicio, las y los alumnos tienen que pagar todas las tasas y luego esperar a que el Gobierno les devuelva el dinero, pero, claro, muchas personas en situación de vulnerabilidad económica no pueden hacer frente a ese pago inicial y, en consecuencia, desisten de estudiar el idioma; es decir, en muchos casos el planteamiento de Lakua no sirve para sus supuestos fines, esto es, incentivar el aprendizaje del euskera”.