Iruñea

EH Bildu exige cerrar de nuevo Padre Moret y censura que el tripartito de derechas aproveche la actual crisis para imponer sus obsesiones y promesas electorales por encima de la mayoría del Pleno

“Esta maniobra demuestra una vez más la nula convicción democrática de quienes tratan de imponer su minoría sobre la mayoría, de aquellos y aquellas que sólo se preocupan de gobernar para quienes les votaron”

| 2020-04-20 13:07:00

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona exige al tripartito de derechas que dé marcha atrás, respete el criterio de la mayoría del Pleno y mantenga cerrada al tráfico la calle Padre Moret. “Hoy, a través de una nota de prensa, nos hemos enterado de que se reabre de nuevo al tráfico esta calle sin que la propuesta siquiera haya sido debatida en la Junta de Movilidad o en la comisión municipal correspondiente y en contra del criterio de los partidos de la oposición que, no lo olvidemos, representamos a la mayoría del Pleno”, denunciaba la coalición. Desde EH Bildu se censuraba que el alcalde, Enrique Maya, y su tripartito de derechas estén “aprovechando” la actual crisis sanitaria para imponer “de rondón” sus “promesas electorales tratando de pasar por encima de los y las representantes de la mayoría de la ciudadanía y eso no lo vamos a permitir”. Al respecto, la coalición abertzale anunciaba que llevará el tema a las comisión de Urbanismo que debe celebrar el Ayuntamiento el miércoles 29 y exigirá que Navarra+ dé marcha atrás.

“Cuando estamos en medio de una crisis sin precedentes, cuando la ciudadanía ve cómo sus familiares y allegados están muriendo, cuando todos y todas estamos encerrados en nuestras casas, cuando no hay actividad institucional en el Ayuntamiento y aprovechando que toda la oposición estamos arrimando el hombro para superar esta crisis, el tripartito de derechas se dedica a, de nuevo, saltarse el criterio de la mayoría, tratar de ningunear a la oposición e imponer una medida tan innecesaria ahora y electoralista como es la reapertura de Padre Moret”, denuncia EH Bildu. La coalición recuerda que esta medida va a suponer “volver a traer al centro de Pamplona una media de casi 14.000 coches diarios que ralentizaran el transporte público, saturarán las calles del centro, traerán de nuevo índices de contaminación exorbitados y, lo que es peor, pondrán en peligro a las personas que ya se habían acostumbrado a la semipeatonalización”.

EH Bildu achaca esta medida a las “obsesiones partidistas del tripartito de derechas centradas en tratar de revertir todo aquello que hizo el gobierno del cambio y, en este caso, el Plan de Amabilización del centro que, o lo olvidemos, sólo fue cuestionado la legislatura pasada por UPN y, en esta, por Na+”. Para la coalición soberanista esta “maniobra, de una gravedad inusitada, demuestra una vez más la nula convicción democrática de quienes tratan de imponer su minoría sobre la mayoría, de aquellos y aquellas que sólo se preocupan de gobernar para quienes les votaron y de un tripartito de derechas que es capaz de descuidar sus obligaciones en una situación como la que estamos viviendo para aprovechar a imponer sus obsesiones”. 

Ante esto EH Bildu anuncia que llevará el tema a la Junta de Portavoces de hoy mismo, que exigirá que se dé marcha atrás, que el tema se lleve primero a la Junta de Movilidad y después a la comisión de Urbanismo y que reclamará al alcalde y a la coalición que le sustenta que se comprometa “de una vez por todas” a respetar los mandatos de “quienes representan a la mayoría de la ciudadanía”.

 

EH Bildu presenta una propuesta de plan de estímulo del comercio local en tres fases basado en la promoción de compras a través de bonos prepago, bonos subvencionados e iniciativas para la fidelización

La coalición pide reunir a la Mesa de Comercio para evaluar esta propuesta que implicaría que, con 600.000 euros de inversión, se generaran compras por más de dos millones

| 2020-04-17 13:00:00

EH Bildu Iruñea, a través de su grupo municipal, ha presentado para su debate y diseño definitivo al resto de grupos en el Ayuntamiento de Pamplona una propuesta de plan de apoyo al comercio local que se divide en tres fases y trata de articular, a través de bonos prepago y bonos subvencionados, una inyección de liquidez al sector que, a largo plazo, redunde en una fidelización de clientela y en un impulso del sector del comercio de cercanía.

La propuesta de plan que se lleva a debate tiene tres objetivos de partida. En primer lugar poner en valor la importancia de la economía local en general y el comercio de barrio en particular; en segundo lugar plantear medidas de choque efectivas frente a una “situación de debilidad en la que se encuentra y el golpe tan fuerte que representa esta crisis derivada de la pandemia” y, finalmente, defender la necesidad de “apostar por su recuperación y fortalecimiento como sector económico urbano estratégico”.

Una propuesta de plan en tres fases

La propuesta de plan que ha presentado la coalición soberanista a la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona se divide, a su vez, en tres vertientes: En primer lugar dar apoyo institucional y promocional (campañas informativas) a las iniciativas de puesta en marcha de Bonos Responsables-Prepago destinados a aportar liquidez a los establecimientos de la economía local durante la etapa de confinamiento. Esta iniciativa se podría resumir en apoyar 'compras adelantadas' como compromiso de adquisición anticipada de bienes o servicios por la ciudadanía cuya prestación se realizaría más adelante cuando la situación sanitaria lo permitiera. Con esta modalidad, distinta de la venta on line, se conseguiría inyectar liquidez de forma inmediata a este sector de la economía local, haciéndola compatible con las ayudas extramunicipales (gobiernos central y foral) por el cierre obligado de establecimientos o por pérdida significativa de ingresos.

A estos bonos prepago, una vez se levante el estado de alarma y la obligación de cierre,  se le sumarían los Bonos Responsables con los que adquirir bienes y servicios directamente. Esta modalidad de bonos dispondría de un porcentaje subvencionable (aún por definir) por parte del Ayuntamiento reforzando y sosteniendo durante varios meses una inyección de liquidez suplementaria. De tal modo que, por ejemplo, sobre bonos con un valor de 100 euros, el Ayuntamiento subvencionaría un determinado porcentaje para realizar compras en aquellos locales en los que se pueda demostrar una reducción sustancial del volumen de negocio. Se propone que haya dos tipos de bonos: el “general”, con un porcentaje subvencionable del que se podría beneficiar todo el vecindario, y el “especial”, con un mayor porcentaje de subvención y destinado a a personas en situación de necesidad o emergencia.

La idea de partida sobre la que trabajar sería mantener esas ayudas hasta el 31 de diciembre con una partida inicial propuesta de 600.000 euros que se vincularía a la Bolsa Municipal de Emergencia Social propuesta hace un mes como plan de choque frente a los efectos de la crisis. El cálculo es que si el Ayuntamiento invirtiera esa cantidad, estaría propiciando en el plazo previsto inyecciones y ventas en comercio local que podrían superar los dos millones de euros.

La tercera fase sería la de apoyo a la fidelización del consumo en comercio local. En esta fase el papel de la institución sería el de favorecer el mantenimiento del sistema de bonos (ya no serían subvencionados) o apoyar la puesta en marcha de iniciativas similares que promocionaran, a futuro, sistemas de compra cercana. El trabajo del Ayuntamiento sería en coordinación con las redes de comercios que lo demanden y el objetivo sería que “esta fidelización se convierta en un hábito”. Iniciativas que algunas asociaciones de comerciantes ya están poniendo encima de la mesa como una “moneda social digital” que se configure como un sistema permanente de pago dentro del ámbito de la economía local o urbana para derivar hacia este sector el mayor número de consumo posible con la intención de fortalecerlo, entrarían dentro de este ámbito de trabajo.

Desde EH Bildu se pide asimismo al equipo de gobierno que convoque a la mayor brevedad posible la mesa de comercio  para analizar la situación y estudiar estas y otras medidas que se puedan proponer.

NOTICIAS