Iruñea

Noticias

El TAN declara ilegal la suspensión unilateral del contrato entre el Ayuntamiento y Pirritx eta Porrotx impuesta por Maya y su equipo


| 2021-02-19 10:35:00

EH Bildu pide la dimisión de García Barberena (Cultura), devolver esa actuación a los txikis y que el alcalde se disculpe por un acto de censura cuestionado incluso  por el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Contratos

 

El auto del Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) con fecha 4 de febrero declarando ilegal la suspensión del contrato que el Ayuntamiento de Pamplona tenía con los payasos Pirritx eta Porrotx demuestra, a juicio de Eh Bildu, que “las decisiones que entonces (noviembre de 2019) se tomaron y las justificaciones que las sustentaban no tenían base, que el equipo de gobierno protagonizó un capítulo de censura intolerable sólo para dar cumplimiento a sus obsesiones políticas, y que lo hizo además en un claro ejemplo de euskarafobia, jugando con las ilusiones de cientos y cientos de txikis y acusando a otros de actuar ilegalmente cuando eran ellos y ellas las que las estaban cometiendo… y lo sabían”. Así de duro se ha mostrado hoy el portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona, Joseba Asiron, en una rueda de prensa en la que, junto a Maider Beloki, ha hecho un repaso de aquel conflicto y de las consecuencias que la resolución del TAN debería tener: “en primer lugar, la dimisión inmediata de la titular de Cultura por mentir a la ciudadanía; en segundo lugar, la reparación a los niños y niñas a los que se hurtó esta actuación y, finalmente, la obligación de Maya de pedir disculpas públicas por las acusaciones que lanzó contra EH Bildu en general y contra Maider Beloki en particular”.

Joseba Asiron ha explicado que la ilegalidad de la suspensión del contrato de Pirritx eta Porrotx la sustenta el TAN en el incumplimiento de dos requisitos: “Uno formal, dar audiencia al contratista, que no se hizo y por tanto generó indefensión, y otro de fondo, porque Cultura trató de sustentar en tres argumentos que existían razones de interés público para no cumplir el contrato y el TAN ha rechazado los tres”. Esos argumentos eran la inexistencia de un informe que avalara la contratación, la ausencia de incardinación del acto en una programación infantil y la suposición de Na+ de que se trataba de un contrato por “motivos ideológicos”. Aunque el TAN no admite la parte del recurso de Katxiporretas S.A para que se obligue al Ayuntamiento a volver a programar ese evento, EH Bildu mantiene que se debería hacer “porque se les debe a estos artistas una actuación y, sobre todo, a su público”.

En el plano de lo político, Asiron ha recordado que “Na+ atacó a Maider Beloki y al Gobierno del Cambio por actuar, según ellos, de forma ilegal y por afinidad ideológica firmando este contrato, y esta resolución determina que quien actuó ilegalmente fue García Barberena, amparada por Maya, y por eso el TAN ordena la revocación por nulidad de la resolución por la que suspendió dicho contrato”. “Solo por eso ya tendría que dimitir”, pero es que además perseveraron “aún a sabiendas de que lo que hacían era ilegal puesto que el Consejo de Navarra ya rechazó con fecha de 27 de noviembre de 2019 la pretensión de Na+ de considerar el contrato nulo”, apuntaba el portavoz de EH Bildu. “Pero es que, además, el desistimiento se llevó a cabo mediante una actuación abusiva de la Administración, generando indefensión al contratado y anteponiendo el interés privado de Na+ al interés público que debe defender en todo caso un Ayuntamiento en tanto que es institución”, ha añadido Asiron.

16 varapalos judiciales en 19 meses y el segundo por un acto de censura

Por su parte Maider Beloki recordó que el contrato suspendido, que debía sustanciarse en una actuación el 29 de noviembre de 2019 en Baluarte, estaba relacionado con los actos previos a la celebración en Pamplona del Día del Euskara (3 de diciembre) y que “como todos los contratos artísticos se firmó en base al artículo 75 de la ley foral de contratación pública que reconoce la especificidad artística”. Ha recordado además que su validez fue respaldada tanto por el Defensor del pueblo como por el Tribunal de Contratos y que EH Bildu, en base a esos pronunciamientos, reclamó que se echara para atrás “este despropósito” denunciando que era una decisión “sustentada únicamente en el sectarismo y que jugaba con la ilusión de los txikis”. “No lo quisieron hacer y ahora sale esta resolución, por lo que tendrían que asumir las consecuencias que tan alegremente exigen para otros”, ha declarado Beloki.

“Cabe recordar que, desgraciadamente, no es la única actuación que ha tenido este Ayuntamiento y este área en relación a la censura, ya que también hicieron lo mismo, con idéntico resultado, respecto a la charla sobre la brecha orgásmica que iba a impartir Paola Damonti en la Casa de las Mujeres”, apuntaba la edil. “Es decir, llueve sobre mojado, y lo hace además en un contexto y sobre un tema, el euskara, sobre el que hay repetidas resoluciones que demuestran que a la derecha le da igual incumplir la legalidad con tal de azuzar el enfrentamiento identitario a costa de atacar al euskara”, concluía.

En la misma línea de contextualización, Joseba Asiron ha recordado que “esta sentencia viene a sumarse a la cadena de varapalos judiciales que ha encadenando Navarra Suma desde el inicio de esta legislatura. La justicia le ha tumbado al menos 16 decisiones por unilaterales y arbitrarias, en menos de dos años, en temas como la contratación laboral (plazas de técnicas de Igualdad), inversiones no consensuadas, contrataciones ilegales (informe del colegio de arquitectos de la pasarela del Labrit) o el desmantelamiento del tejido asociativo de la ciudad (contratos de los preventivos para los campamentos de verano)”.  “Una deriva preocupante que empieza a mostrar un patrón sobre la forma de gobernar de Navarra Suma”, concluía el portavoz de EH Bildu antes de pedir a Maya que reflexione y abandone “esta vía de gobernar totalitaria y unilateral” y emprenda “ la senda de la búsqueda de acuerdos y respeto a la pluralidad de nuestra ciudad”.