Iruñea

Noticias

EH Bildu traslada a Urbanismo la petición de que Iruñea recupere la antigua puerta barroca del Ayuntamiento ubicada en Villa Adriana


| 2021-02-17 11:58:00

Se pide investigar las circunstancias por las que esta puerta barroca acabó en una villa particular, recuperarla y resituarla en un lugar de preferencia

 

Recogiendo la iniciativa de un ciudadano y tras consultar con el resto de grupos, EH Bildu ha trasladado a la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento la petición de que la ciudad recupere la antigua puerta barroca que se ubicó en el lateral de la Casa Consistorial y que actualmente se encuentra en Villa Adriana, casa propiedad de la familia de un famoso contratista que ahora ha salido a la venta. La iniciativa consta de tres puntos. En el primero se pide que, “con carácter urgente”, se investigue cómo la citada portada terminó en una vivienda particular y si existe “algún tipo de título habilitante para dicha posesión”. En segundo lugar, se plantea dar los pasos para la recuperación de este importante elemento arquitectónico municipal, coetáneo de la actual fachada del Ayuntamiento. Finalmente se pide que, una vez recuperado, dicho elemento “se coloque en algún lugar visible de la ciudad, preferentemente en algún edificio municipal, con indicación de su antigua procedencia y de la importancia histórica que atesora”.

La propuesta de declaración explica que se trata de la portada que la antigua Casa Consistorial tenía hacia la cuesta de Santo Domingo, y que daba acceso al Archivo Municipal. “Fue previsiblemente construida en 1752, al tiempo en que el primer ayuntamiento gótico fue sustituido por el edificio barroco del maestro José Zay Lorda, y por lo tanto se corresponde en el tiempo con la actual fachada, que hasta ahora se creía que era el único elemento superviviente de aquel antiguo edificio del siglo XVIII”, explica el texto. La portada ahora hallada fue desmontada 200 años después de su construcción, en 1952, cuando se levantó el tercer (actual) edificio consistorial “y ha permanecido desaparecida durante casi 70 años, a pesar de que, en su momento, el insigne arquitecto José Yárnoz Larrosa propuso su conservación”.

Por circunstancias que se desconocen, la portada desmontada habría terminado en Villa Adriana, domicilio del contratista de las obras de remodelación y ampliación de la Casa Consistorial en 1952 “y tanto las características formales del arco de piedra como la reja de cierre que lo acompaña y una inscripción en piedra embutida junto a ella en el muro, parecen certificar sin ningún género de dudas la identificación de esta puerta con la antigua portada municipal de la calle Santo Domingo”.