Iruñea

Noticias

EH Bildu denuncia una “trama” para imponer el control político del servicio de Infancia que incluye “contrataciones ilegales” de personas ligadas al Tripartito de Derechas y empresas afines


| 2020-12-11 12:07:00

La coalición presentará hasta cuatro recursos ante el TAN para parar el expediente Coworkids, entre los que se incluye el nombramiento a dedo de la directora y la colocación como pedagoga de un cargo electo de Na+

 

EH Bildu ultima la presentación de hasta cuatro recursos diferentes ante el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) denunciando al equipo de gobierno de Enrique Maya por contrataciones irregulares, ocultación de información y procesos ad hoc para colocar personas y empresas afines a Na+ al frente del programa Coworkids, la propuesta ideada por el Tripartito de derechas para acabar con los Servicios de Acción Preventiva Comunitaria. Según ha explicado Joseba Asiron, portavoz de la coalición soberanista en el Ayuntamiento de Pamplona, “estamos ante el intento de Navarra Suma de crear un nuevo chiringuito clientelar para el control partidista del servicio municipal de Infancia”, una actuación “gravísima” que exige la “paralización inmediata del expediente”.

El primero de los recursos que presentará EH Bildu se centra en la contratación de Celia Pinedo como responsable de Coworkids “un nuevo cargo a dedo vinculado a la Universidad de Navarra, sin ningún tipo de experiencia en gestión de Infancia, perteneciente a una fundación, FABRE, cuya ideología podría tildarse de ultra, que ha contratado previamente la difusión de materiales propios con el Ayuntamiento y que no tiene ningún tipo de vínculo con los barrios”, resumía Asiron. Tres son los argumentos jurídicos sobre los que se basa este recurso, según ha explicado Joxe Abaurrea: “que el personal eventual solamente puede ocupar cargos directivos para asesoramiento del concejal; que se debería haber creado previamente esta plaza que no existe en la plantilla orgánica; y que el puesto que se crea está reservado por ley a personal funcionario”. “Navarra Suma no ha tenido más remedio que crear un cargo de libre designación para colocar a una persona afín ya que ningún procedimiento público y de libre concurrencia justificaría situar en ese puesto a alguien sin experiencia en Atención a la Infancia”, resumía Asiron.

El segundo recurso se centra en la contratación de Lourdes Aróstegui, cabeza de lista de Navarra Suma en Mendigorria y exdirigente regional del PP, como pedagoga del equipo de Coworkids. Ha sido Endika Alonso quien ha dado los detalles de esta “oscura” contratación que comenzó en septiembre de 2019, “sólo tres meses después de acceder Na+ al poder”, cuando se convocaron pruebas para hacer una lista de licenciados en pedagogía “sin una justificación específica y pasando por encima de las necesidades de otras áreas”. En el diseño de aquel proceso, en el que quedó primera Lourdes Aróstegui, participó un cargo de libre designación del Tripartito de derechas, el mismo que, siete meses después, recomendó su incorporación a la plantilla de Participación para realizar labores de “refuerzo”. “Lo curioso es que esa plaza no tenía nada que ver con los objetos de la convocatoria a la que se presentó la mandataria de Navarra Suma”, explicaba Alonso. La historia culmina en noviembre cuando la pedagoga ligada al PP es nombrada directamente para el equipo directivo de Coworkids. “En cuatro meses Aróstegui ha pasado de entrar al Ayuntamiento para un puesto que no era de su perfil a entrar en el grupo directivo de Coworkids cobrando en todo momento como un nivel A cuando las labores que realizaba era de apoyo a un nivel B”, resumía Alonso. “Se hace esta contratación mediante una vía extraordinaria cuando se debía crear previamente la plaza y determinar con cuál debía hacerse el traslado”, añadía Joxe Abaurrea para explicar la base jurídica del recurso ante el TAN.

“Estas dos contrataciones a dedo de personas afines al tripartito de derechas realizadas en fraude de Ley supondrán un gasto anual aproximado para el Ayuntamiento de 80.000 euros, casi lo mismo que cuesta uno de los equipos preventivos, que aporta como mínimo tres profesionales y una red de decenas de personas voluntarias”, recordaba Asiron. “Eso sí, con ello Na+ deja el servicio en manos de una estructura piramidal, controlada directamente por la concejala”, añadía el portavoz de EH Bildu

Vínculos entre Caballero y la empresa que se quedó los campamentos de verano

El tercer recurso de EH Bildu se centra en la negativa a ofrecer información sobre este y otros expedientes relacionados por parte del equipo de Maya, “una conducta que vuelve a violentar un derecho constitucional que ampara a los concejales”, explicaba Abaurrea. En este caso el quid de la cuestión se encuentra en el papel jugado por la concejala de Asuntos Sociales, María Caballero, en la contratación de SEDENA para la gestión de los campamentos de verano de este año. “En junio, aprovechando la pandemia, la señora Caballero urdió una maniobra para endiñar a los equipos preventivos, en contra del criterio de los técnicos de su área, la gestión de los campamentos de verano, cuestión que fue declarada ilegal por el tribunal Administrativo de Contratos”, explicaba Joseba Asiron. “No obstante, fruto de esta maniobra, Caballero convocó de forma extraordinaria un contrato para que empresas privadas se encargaran de esos campamentos y el contrato finalmente recayó en SEDENA”, añadía. “En el expediente consta que la señora Caballero, designada como miembro del tribunal que debía valorar esta licitación, es avocada la víspera”, continuaba. “Solicitamos información al respecto y hasta el momento nos ha sido denegada, quizá porque esa incompatibilidad tiene que ver con una relación familiar muy próxima entre un alto cargo de esa misma empresa y la señora Caballero”, concluía.

Y el temor de la coalición soberanista es que esta misma situación se repita con el programa Coworkids. Asiron ha recordado que para justificar “su farsa de municipalización”, Navarra Suma, además de los contratos a dedo denunciados, preveía otras 14 contrataciones de Técnicos de Integración Social “profesionales que, en teoría, debían salir de la lista que existía en el Ayuntamiento”. “Pues bien, Na+ no ha conseguido al personal requerido, entre otras cosas porque la mayoría de las personas de esa lista se han negado a dar carta de naturaleza a este atropello, y se ha visto obligado, otra vez aprisa y corriendo, a convocar pruebas para confeccionar una nueva lista, lo que implica que todos los profesionales que deberían sustentar Coworkids no estarán contratados a la fecha prevista, el 31 de diciembre, dentro de 20 días”, exponía Endika Alonso que aclaraba que éste procedimiento podría ser objeto del cuatro recurso ante el TAN.

“El 1 de enero estaremos en la siguiente situación: no tendremos equipos preventivos porque sus contratos habrán expirado; no tendremos equipo de sustitución porque el proceso de selección para Coworkids no habrá terminado definitivamente y sólo con dos cargos directivos nombrados a dedo que carecen de experiencia y de personal para hacerse cargo del servicio… ¿Y qué pasará entonces? Ya tenemos un precedente: SEDENA”, resumía Asiron.

“Creemos que Navarra Suma, en este tema, ha cruzado una línea muy peligrosa. No todo vale para favorecer a los tuyos y menos si de lo que hablamos es de algo tan serio como la atención a la infancia más desprotegida. Esa atención se merece una gestión transparente, responsable e impecable, no un chiringuito de oscuros intereses”, exponía el portavoz de EH Bildu. “Por ello solicitamos que se paralice este expediente y ofrecemos toda la documentación y los detalles de nuestra investigación a los medios y a los grupos para que, entre todos y todas, podamos impedir este atropello y la corruptela que esconde”, concluía.