Los portavoces de EH Bildu de Nafarroa, Adolfo Araiz y Bakartxo Ruiz, han comparecido ante los medios para realizar una lectura de la situación política que vive Nafarroa, que han calificado como grave. Araiz y Ruiz han llamado a las fuerzas por el cambio a actuar con responsabilidad.

Esta es la lectura que hace EH Bildu de Nafarroa:

EH Bildu ante la situación política de Nafarroa
Lectura, llamamiento y medidas

LECTURA

1. En las elecciones de 2015, la sociedad de Nafarroa decidió por mayoría dejar atrás una etapa y abrir una nueva, llevando con fuerza las ganas de cambio a las instituciones. Esa petición popular ha sido siempre la referencia de EH Bildu, y creemos que todas las fuerzas del cambio debemos actuar con lealtad hacia esa petición.

2. Nos debemos a la sociedad, debemos ser honestos con la ciudadanía y por eso, esta vez, tenemos que decir claramente que el cambio está en un momento crítico. Por un lado, porque en Iruñea unos han roto la mayoría, alineándose con los contrarios al cambio. O porque están desarrollando prácticas que son incompatibles con el cambio, tales como la utilización de las vías policiales. Asimismo, las consecuencias de la pugna entre Podemos y Orain Bai son muy graves, y ponen en riesgo la Presidencia del Parlamento y ciertas mayorías.

3. Esta crisis no viene de la presión de la oposición, sino del partidismo y de las tendencias autoritarias dentro del propio cambio. La oposición ha estado fuera de juego en los últimos años, dejando en clara evidencia que no tiene propuestas para Nafarroa: solo ha mostrado enfado, enfado por haber perdido el poder institucional. Así las cosas, resulta incomprensible que desde el cambio se haga semejante regalo. Naturalmente, la ciudadanía que ha impulsado el cambio no comprende ni acepta esta situación.

4. Sería una gran irresponsabilidad negar esta crisis y, más aún, continuar con las prácticas y actitudes que han provocado la misma. Es momento de recuperar la responsabilidad, porque la ciudadanía así nos lo pide. Como hemos dicho, tenemos que tomar el mandato de la sociedad como guía de nuestro ejercicio. Tenemos que poner un poco de responsabilidad y cordura en nuestra tarea, ya que lo que está en juego es el resultado del esfuerzo y la lucha de miles y miles de ciudadanas y ciudadanos.

Viendo lo que está sucediendo en el mundo, en Europa y en el Estado español, es evidente que vienen posturas autoritarias y eso es especialmente grave para la sociedad navarra; porque, como bien sabemos en Nafarroa, no ha desaparecido el poso autoritario de épocas pasadas. Por eso, no le abramos el camino al autoritarismo con prácticas y tendencias similares o subestimando la importancia del cambio. Hoy en día, el afán político principal no está entre el cambio y la vuelta del anterior régimen, sino entre el cambio y una versión más autoritaria y retrógrada del régimen. El que no quiera ver esto está actuando irresponsablemente.

5. El fundamento de la agenda autoritaria es el empeoramiento de las condiciones de vida, trabajo y convivencia. Es una agenda contraria a la mayoría; quitar impuestos a los más pudientes, privatizarlo todo, empeorar aún más las condiciones laborales, anular los limitados avances en materia de igualdad, dar por normales el racismo y la xenofobia y que se extiendan hasta las mismas entrañas de nuestra sociedad… Como hemos dicho, nosotros tenemos la determinación de hacer todo lo que esté en nuestras manos para reforzar el cambio y hacer frente a un régimen basado en el autoritarismo.

LLAMAMIENTO

1. Es hora de dar un paso adelante y EH Bildu quiere mostrar su determinación en ello. No es momento de resignarse, la ciudadanía no nos lo perdonaría. Tenemos mucho por hacer para seguir profundizando en el cambio. Está en riesgo nuestro limitado autogobierno, porque no hay que olvidar que dos de las tres fuerzas del pacto retrógrado de Andalucía proponen, entre otras cosas, anular el régimen fiscal de Nafarroa. Su objetivo es fundir, a la fuerza, Nafarroa en España, y UPN, aunque en su discurso incluya los fueros, ya ha tomado una decisión: se ha puesto bajo el yugo de la agenda autoritaria-neoliberal-privatizadora, demostrando que está dispuesto a sacrificar Nafarroa como comunidad foral.

2. Así las cosas, hacemos un llamamiento a las fuerzas sociales y políticas del cambio a mantenerse en una actitud responsable y superar, así, esta situación cuanto antes; para reforzar el cambio y para ofrecer a la ciudadanía un horizonte claro y atractivo. Es momento de sacudir las inercias y actuar con valentía, ¡No podemos fallar!

3. Debemos enviar a la ciudadanía un mensaje claro, el cambio es capaz de gestionar sus asuntos internos, porque tomamos el cambio como un deber por encima de los puntos de vista e intereses de cada uno. ¡El cambio tiene futuro!

MEDIDAS

Como hemos dicho antes, no es momento de quedarnos de brazos cruzados. Además de hacer el llamamiento a las fuerzas del cambio y a la ciudadanía, en conjunto, debemos ser capaces de acordar medidas que vayan en esta dirección:

1. Hay que tomar las medidas necesarias en el Parlamento para garantizar la mayoría del cambio. A pesar de los últimos acontecimientos, hay que garantizar la mayoría; para eso todos debemos actuar con la responsabilidad y humildad que la situación precisa. Nosotros mismos nos unimos a ese compromiso.

2. El cambio priorizará el diálogo y la negociación para solucionar los problemas sociales y políticos. Es necesario el compromiso para hablar con los agentes sociales y sindicales, para dar una solución justa y digna a los problemas y reivindicaciones de la ciudadanía. Es más, hay que superar el desequilibrio y los problemas de interacción que se han percibido en estos primeros años del cambio. Fue la activación de la sociedad la que trajo el cambio a las instituciones y esa misma activación social debería posibilitar, una vez más, hacer frente al régimen y ahondar en el cambio. Adoptamos el compromiso de abrir esa reflexión de nuevo.

3. El cambio, de ninguna manera, se puede asociar con respuestas violentas a las protestas sociales. Hay que acordar, cuanto antes, un protocolo nuevo para que lo ocurrido no vuelva a suceder. Nafarroa necesita su Policía, una policía democrática, nuestra, al servicio de la ciudadanía, de confianza. Hay que iniciar un debate en torno a eso, poniendo a disposición los recursos necesarios.

Mientras tanto, en dirección a ese modelo de cambio, hay que poner en práctica las medidas previamente adoptadas, entre ellas, las recogidas en el acuerdo programático. En ese sentido, nos comprometemos a pedir medidas para aclarar lo ocurrido en la huelga de Huertas de Peralta así como en la ocupación del Casco Viejo de Iruñea, y a plantear un protocolo para que, de aquí en adelante, no vuelva a ocurrir. El primer criterio debe ser el siguiente: la policía bajo el mando del Gobierno del cambio no puede amenazar, insultar ni golpear a la gente.

4. Hay que recuperar la mayoría a favor del cambio, superando actitudes sectarias y electoralistas. Hay que abrir una reflexión colectiva los próximos días para minimizar el perjuicio que ha supuesto no aprobar los presupuestos de Iruñea.

5. Las fuerzas del cambio tenemos que adoptar un compromiso público para ganar juntos la disputa de mayo, tomando el claro compromiso de continuar y profundizar en el cambio y garantizando lealtad al mismo.

Por tanto, el cambio tiene que dar pasos firmes hacia la democratización del modelo de convivencia.

Iruñea, 16 de enero de 2019