Estupor y enfado, es lo que EH Bildu siente al conocer que la Audiencia Navarra deja en libertad a los 5 autores de la agresión sexista de los Sanfermines de 2016, entre ellos al agente de la Guardia Civil que teniendo prohibida la salida del país, trató de tramitar un nuevo pasaporte. De nuevo queda en evidencia el problema de una judicatura que pone en duda el testimonio de la mujer agredida, pero no duda al creer y amparar a sus agresores. Supone una nueva bofetada a todas las mujeres que luchan por la igualdad y contra las agresiones.

EH Bildu considera que el sistema judicial vuelve a quedar por detrás de una sociedad igualitaria que no acepta y responde ante las agresiones sexistas. Con las últimas decisiones judiciales se está lanzando un peligroso mensaje de impunidad hacia los agresores, que están en la calle e incluso pueden tratar de quebrantar las medidas cautelares impuestas.