Hoy se ha conocido la abdicación en su hijo del rey español Juan Carlos I de Borbón.

El modelo político-institucional derivado de la reforma del Franquismo esta inmerso en una profunda crisis. Este modelo no es capaz de contener las reivindicaciones democráticas de los diferentes pueblos ni de la ciudadanía del Estado. La abdicación del rey es sintoma de ello y una operación estética para mejorar la imagen del régimen.

Muestra de la crisis del modelo político-institucional es tambíen la crisis de legitimidad de los partidos que son pilar del régimen. Los resultados obtenidos por PP y PSOE en la elecciones europeas son ejemplo de ello.



Tal y como hemos denunciado en numerosas ocasiones, el modelo político- institucional pactado al final del Franquismo representa la falta de democracia, la negación de nuestro pueblo y de los derechos que le corresponden y la falta de ruptura democrática respecto a la dictadura franquista.

La Casa Real es la mayor evidencia de esa falta de democracia y así lo hemos denunciado en numerosas ocasiones, la última, en los recientes viajes a Euskal Herria de Juan Carlos y Felipe de Borbón.

La fase iniciada con la reforma del Franquismo del 77 tendría que terminar con la abdicación del rey español. Y es que todos los conflictos existentes con la imposición del régimen en 1977 siguen intactos.

La abdicación del rey español no supone ningún cambio: el modelo político- institucional basado en la negación de los pueblos se mantiene. La monarquía es una institución totalmente ajena a la realidad de Euskal Herria. Ni Juan Carlos ni Felipe representan a nuestro pueblo.

EH Bildu realiza un llamamiento a las fuerzas políticas que hace 35 años renegaron de una ruptura democrática: Que no realicen ahora la misma elección, que opten por el respeto a los derechos de los pueblos y las personas.

Por ello, seguiremos trabajando para una verdadera ruptura democrática, es decir, seguiremos luchando por el derecho a decidir su futuro que le corresponde a nuestro pueblo y por todos los derechos de todas las personas. EH Bildu apuesta por la construcción de una república vasca libre y llama a acumular fuerzas en esa misma dirección.