El parlamentario y secretario de Libertades Democráticas de EH Bildu, Julen Arzuaga, considera “gravísima la agresión con arma de fuego contra una familia de Amurrio, una tentativa contra su integridad física por su posición política”. En este sentido, tilda de “escándalo que desde determinadas instancias políticas y mediáticas pretendan ahora ocultar la evidente motivación política de este ataque, que tiene su origen en el caldo de cultivo ideológico que se está exacerbando en el Estado español y que nunca se ha ido de Euskal Herria”. Dada la gravedad de los hechos, Arzuaga ha anunciado que EH Bildu propondrá que el Parlamento de Gasteiz apruebe una declaración institucional que exprese “el más contundente rechazo ante este gravísimo ataque”.

A juicio de Arzuaga, “es realmente grave e incomprensible que policías o ex-policías con acceso a armamento no reglamentario y munición especial con la que ejecutar impunemente este tipo de ataques, y decimos impunemente porque, por la información de que disponemos, el agresor ni ha sido detenido ni se le han impuesto medidas cautelares para que no se sustraiga de la Justicia ni vuelva a agredir a nadie más. Nuevamente, en estos casos se actúa encubriendo al agresor”.

Asimismo, el parlamentario de EH Bildu critica la reacción de determinados partidos y medios de comunicación, minimizando e incluso ocultando lo ocurrido. “Es gravísima la reacción comunicativa y política que se está dando, minimizando la gravedad de los hechos y comparando, cuando no poniendo al mismo nivel, un ataque armado contra la integridad de las personas con otro tipo de acciones contra la libertad de expresión política. Es vergonzoso el doble rasero y la doble moral que manejan algunos”.