Oihana Etxebarrieta ha subrayado que “las empresas, como importantes agentes sociales, tienen una gran responsabilidad a la hora de perpetuar la desigualdad o combatirla”. Por ello, ha criticado que el Gobierno obstaculice la puesta en marcha de políticas de igualdad en el mundo laboral.

EH Bildu ha presentado hoy una propuesta para poner en marcha medidas directas que impulsen la paridad en el mundo laboral, como la creación de un Certificado de Igualdad con el que el Gobierno reconozca a aquellas empresas que desarrollen buenas prácticas en este ámbito, al tiempo que las premie en la contratación pública.

“Las empresas son agentes sociales de mucha relevancia y, por ello, tienen una gran responsabilidad a la hora de desarrollar prácticas que perpetúen la desigualdad o, por el contrario, la combatan. La propuesta de EH Bildu es constructiva, posibilista y necesaria. Porque no vale seguir haciendo siempre lo mismo, necesitamos ideas y medidas nuevas para que los titulares de 2018 no se vuelvan a repetir en 2019”, ha señalado Etxebarrieta. Además de la creación de un Certificado de Igualdad con unos requisitos para su obtención diseñados por personas expertas, la iniciativa de EH Bildu proponía que las empresas distinguidas con este reconocimiento obtuvieran ventajas en la contratación pública. Sin embargo, PNV y PSE también se han negado a apoyar esta medida.

La parlamentaria de EH Bildu ha recibido el portazo de los partidos integrantes del Gobierno “con una gran pena, porque estamos hablando de igualdad, de paridad en el trabajo, de la discriminación que sufrimos las mujeres, de conciliación, de la brecha laboral y de tantas otras cosas. Hay dos opciones: o dejamos que todo siga igual y persista la precariedad femenina, o nos arriesgamos a poner en marcha nuevas políticas de igualdad”

La violencia machista mata

La violencia machista mata, una vez más. Tenemos en la memoria a la mujer que ha sido asesinada en Iruñea. Nuestra más profunda solidaridad a familiares y personas allegadas.

La violencia machista es un problema de primer orden. No estamos dispuestxs a aceptarlo y no nos vamos a quedar quietxs. El asesinato de mujeres es la punta del iceberg, la violencia machista es el día a día de las mujeres y la mayoría de las veces permanece oculta. El feminismo nos enseñó que lo personal es político, por lo tanto, no se trata de un problema que atañe únicamente al ámbito privado. Es un problema colectivo y es responsabilidad de todas y todos acabar con la violencia machista. Desde EH Bildu nos sumamos a las movilizaciones de denuncia convocadas por el movimiento feminista.