El Parlamento pide al Gobierno vasco un plan de apoyo a personas en paro de larga duración y medidas para mejorar las condiciones de trabajo y garantizar los derechos laborales de las empleadas del hogar.

A la vista de las carencias y la falta de efectividad de la política de empleo del Gobierno vasco, EH Bildu ha vuelto a traer hoy al Parlamento sendas iniciativas para complementar y reconducir las actuaciones del Gabinete Urkullu. Las anteriores veces incidimos en su estrategia global de empleo y en el paro juvenil y el Pleno de la Cámara avaló nuestras propuestas; hoy hemos puesto el foco en la situación de las personas paradas de larga duración y las empleadas del hogar.

El Parlamento ha aprobado las propuestas de EH Bildu y ha pedido al Gobierno vasco que “complemente su Plan Estratégico de Empleo e incorpore a sus planes anuales de empleo medidas específicas que sirvan como elemento de choque para atender correctamente a las personas desempleadas de larga duración”. Entre otros puntos, le ha solicitado que garantice a través de Lanbide atención individualizada a esas personas y que en las contrataciones públicas estudie la inclusión de cláusulas sociales para darles prioridad.

Nerea Kortajarena advierte de “la terrible realidad de las y los parados de larga duración que se esconde tras los datos macroeconómicos” y considera indispensable hacerle frente con urgencia “para que esas personas no sean las grandes damnificadas de la crisis”. Al respecto, apunta que “el 60% de las personas en paro lleva más de un año sin trabajo y la mitad de ellas, más de dos años; aquí el paro tiene características propias: se concentra en mayores de 45 años, en franjas de cada vez más edad, y el peso que tiene la industria y un tejido productivo más avanzado juegan en su contra. En este sentido, Cáritas ha alertado del perfil que se está imponiendo entre los nuevos pobres: hombre, de más de 50 años, y en paro después de una larga experiencia laboral”.

En cuanto a la necesidad de garantizar derechos y condiciones laborales dignas al colectivo de empleadas del hogar, el Parlamento ha respaldado la iniciativa de EH Bildu y ha solicitado a Lakua que Lanbide acoja las necesidades de empleo y formación de esas personas para aumentar las oportunidades de empleos en condiciones dignas. Asimismo, entre otras medidas, ha pedido a Osalan, Instituto de Seguridad y Salud Laborales, que haga una labor sistemática y permanente de inspección de las agencias de empleo del sector. Oihana Etxebarrieta ha criticado los déficits existentes en ese ámbito, por lo que ha reclamado mejoras en los controles a fin de garantizar condiciones laborales dignas en un sector que “es proclive a todo tipo de abusos”. Tras recordar que se trata de un sector absolutamente feminizado, la parlamentaria de EH Bildu ha subrayado la necesidad de reconocer el valor social de ese trabajo. “La verdadera deuda social la tenemos con las mujeres por haber sido quienes históricamente han dado respuesta a las necesidades relacionadas con la dependencia y los cuidados”.