Jone Goirizelaia explica que el objetivo es garantizar la protección de víctimas y menores en contextos de violencia machista. Propone cambiar la ley de 2015 para negar la custodia compartida y el derecho de visita a los agresores.

El Pleno del Parlamento, en decisión unánime, ha admitido hoy a trámite la proposición de ley de EH Bildu y, por lo tanto, ha abierto la puerta a la modificación de la ley de 2015 que, entre otras cuestiones, regula el derecho la guardia y custodia compartida en los supuestos de separación o ruptura de los progenitores. La iniciativa de Jone Goirizelaia busca cambiar esa ley para garantizar la protección de víctimas y menores en situaciones de violencia machista de modo que los agresores no tengan acceso legal ni a la guardia y custodia compartida ni al derecho de visita a sus hijos e hijas. Una vez superado hoy el trámite inicial, la proposición de ley de EH Bildu será objeto de debate en ponencia de cara a la aprobación definitiva de la ley en Pleno.

La parlamentaria de EH Bildu recuerda que las medidas propuestas ya son de aplicación en países europeos, pero no en el Estado español, y “sería importante que el Parlamento de Gasteiz, en el ejercicio de sus competencias, fuera el primero en hacer una ley en estos términos en el Estado porque va a garantizar los derechos de los menores en una situación de conflicto con violencia machista”.

Goirizelaia destaca que la iniciativa de EH Bildu es coherente con el criterio que marcan los estándares internacionales, que advierten de que “frente a la violencia machista en el marco del núcleo familiar no vale única y exclusivamente una solución aislada, sino que hacen falta propuestas integrales que afecten a todas las situaciones que se pueden dar en ese contexto”. En este sentido, el Protocolo de Estambul establece que “en esas situaciones no solo hay que proteger a la mujer, sino también, y básicamente, a los menores, porque son los peor parados, quienes más sufrimiento y consecuencias padecen”.

@ehbildu_legebil