El Parlamento ha aprobado 24 de las 46 medidas propuestas por EH Bildu en el debate sobre política familiar. “Hemos cumplido nuestro objetivo porque hemos logrado reconducir, al menos en parte, el pacto por la familia que presentó Urkullu, que evidenciaba grave miopía estratégica”.

El Parlamento ha celebrado hoy un debate monográfico sobre política familiar a solicitud de EH Bildu, que ha constatado que el Gobierno vasco apenas está haciendo nada en esa materia y que anda a la deriva, tal y como se evidencia en el Pacto por la Familia y la Infancia que Urkullu presentó en enero. Nerea Kortajarena ha reprochado al lehendakari su “grave miopía estratégica”, que se traduce en “propuestas simplistas para afrontar uno de los grandes retos de este país”.

En contraposición a ello, EH Bildu ha presentado hoy 46 propuestas desde una perspectiva integral y feminista con el objetivo de alcanzar un cambio de paradigma. El Pleno ha aprobado 26 de ellas, lo que Kortajarena valora muy positivamente porque de esta manera hemos corregido al menos en parte la mirada cortoplacista que tenía el Pacto por la Familia de Lakua; ése era hoy nuestro objetivo y podemos decir que lo hemos conseguido, aunque podríamos haber ido más lejos si el Ejecutivo hubiera tenido mayor ambición”.

Entre las medidas aprobadas, Kortajarena subraya el importante paso adelante que hemos dado hacia la gratuidad plena de las Haurreskolas. A propuesta de EH Bildu, como primer paso en esa dirección, el Parlamento ha aprobado que las haurreskolas sean gratuidas para las familias con ingresos inferiores a 18.000 euros anuales. Ésta era una vieja reivindicación de EH Bildu que esta tarde ha sido por fin aceptada por PNV y PSE, que hasta ahora se habían opuesto siempre a ella.

También han recibido el visto bueno de la Cámara otras 23 medidas propuestas por la coalición, entre ellas, iniciativas por el empleo de calidad y subidas salariales, la elaboración de un plan, en seis meses, para concretar las políticas de conciliación y corresponsabilidad, y la creación de espacios de colaboración con el movimiento feminista.

Nerea Kortajarena valora los avances conseguidos, pero lamenta que se haya perdido una buena oportunidad de lograr un cambio total de paradigma, ya que, por ejemplo, se han rechazado propuestas contra la pobreza infantil y la renta familiar de 1.500 euros por hijo o hija que había planteado EH Bildu.

En palabras de la parlamentaria, “el Gobierno vasco ha demostrado que no es capaz de abordar el reto que en este ámbito tiene este pueblo y que con el Pacto por la Familia ha buscado, más que la eficacia, sacar de la chistera una lista de medidas. En este sentido, más preocupante que la baja tasa de natalidad es que mucha gente que desearía tener hijos e hijas no puede dar ese paso porque no dispone de las condiciones necesarias. Mientras el Ejecutivo plantea sus políticas de familia como respuesta a las necesidades del sistema y del mercado de trabajo, en EH Bildu las entendemos como forma de proteger a las familias, de garantizarles vidas dignas de ser vividas”.

@ehbildu_legebil