EH Bildu denuncia que el sistema español no posibilita condiciones de vida dignas a las personas pensionistas. Exige la transferencia de la Seguridad Social e insta a Lakua a complementar las pensiones bajas.

EH Bildu ha anunciado hoy sendas iniciativas parlamentarias para garantizar un sistema de pensiones dignas, dado que tras las últimas decisiones del Gobierno español la situación de las personas pensionistas “ha llegado a un punto límite”, tal y como ha denunciado Maddalen Iriarte. “Cada vez es más evidente que el sistema español no garantiza un modo de vida digno, por lo que está claro que la Seguridad Social debe ser una competencia propia para disponer de un sistema de pensiones propio y soberano que rescate a la gente”. Siendo ese el objetivo final, la portavoz de EH Bildu ve indispensable tomar ya “medidas de urgencia”. “La situación es tan grave –alerta– que no podemos esperar a tener un sistema ni un Estado propio porque las y los pensionistas tienen que comer todos los días”.

Las propuestas que ha presentado EH Bildu responden precisamente a esa realidad. Primero, Leire Pinedo propone que el Parlamento exija al Gobierno español que cumpla de una vez el Estatuto de Gernika y que en el plazo máximo de dos meses presente “un plan y calendario tasado” para la transferencia del régimen económico de la Seguridad Social, primer paso hacia la creación del sistema vasco de pensiones.

En segundo lugar, consciente de que es urgente satisfacer de inmediato las necesidades diarias de las y los pensionistas, EH Bildu plantea que el Gobierno vasco haga uso de sus competencias para complementar las pensiones más bajas, de modo que en cuatro años garantice “pensiones mínimas de 1.080 euros, con especial atención a la situación de vulnerabilidad que sufren las mujeres”, tal y como apunta Nerea Kortajarena. La parlamentaria soberanista recuerda que Lakua complementa hoy 16.000 pensiones a través de la RGI, pero se queda corto porque las cuantías aún quedan muy lejos de los 1.080 euros que recomienda la Carta Social Europea.

En ese sentido, con el objetivo de llegar a asegurar un mínimo de 1.080 euros a cada pensionista, Kortajarena propone que el Gobierno vasco complemente las pensiones teniendo en cuenta la subida del IPC, no como ha hecho el Ejecutivo de Rajoy, que ha aplicado una subida miserable del 0,25%, por debajo del IPC, lo que trae consigo una importante pérdida de poder adquisitivo para todas y todos los pensionistas.

@ehbildu_legebil