Los socios de Lakua se unen al PP para impedir la tramitación de la proposición de ley de EH Bildu sobre Memoria Histórica.

El PNV y el PSE –del PP no podíamos esperar otra cosa– han insultado y humillado hoy en el Parlamento a las víctimas del franquismo al negarse a tramitar la proposición de ley de EH Bildu sobre la Memoria Histórica, que pretendía dar reconocimiento y reparación integral a las víctimas del franquismo, garantizar sus derechos básicos. PNV y PSE se han unido al PP y han votado en contra no ya del contenido, sino incluso de que la iniciativa pudiera debatirse; incomprensiblemente, han vetado e impedido el debate. “El jeltzale Íñigo Iturrate ha dicho que iban a votar en contra sin ninguna vergüenza, y ha dicho bien, porque lo que han hecho ha sido una auténtica sinvergonzonería”, critica Julen Arzuaga, autor de la iniciativa.

El discurso del parlamentario del PNV ha sido incomprensible e intolerable tanto en el fondo como en el tono, absolutamente fuera de lugar al dejarse llevar por sus fobias personales y responder con insultos y mentiras a una propuesta constructiva. La bofetada, sin embargo, se la ha dado a las víctimas del franquismo, y eso es lo peor de todo, que por culpa de su obsesión con EH Bildu hoy se ha perdido una buena ocasión de garantizar los derechos de miles de víctimas.

@ehbildu_legebil