EH Bildu pregunta al lehendakari “si de verdad se cree que una persona va a tener un hijo o una hija porque le vayan a dar 500 euros”. Hace falta una estrategia integral para el reto demográfico que hable de empleo, del sistema de protección, de políticas de igualdad y de los servicios públicos.

EH Bildu opina que el Pacto por la Familia y la Infancia suscrito por el Gobierno vasco, las diputaciones y Eudel que ayer presentó el lehendakari Urkullu no es más que la continuación de una serie de políticas que ya se han demostrado fracasadas, por lo que es de suponer que Urkullu ayer no buscaba la eficacia, sino simplemente hacer un ejercicio de populismo y efectismo.

En este sentido, Nerea Kortajarena sostiene que es un sinsentido y está fuera de lugar que el lehendakari siga poniendo el foco en la ayuda económica que reciben las familias por tener un hijo o hija, ya que las evaluaciones que se han hecho hasta ahora sobre los efectos de esa medida demuestran que no es eficaz y que ese tipo de acciones no sirven para abordar el problema demográfico. “¿De verdad cree Urkullu que una persona va a decidir tener un hijo o una hija porque la vayan a dar 500 euros? Si lo cree, la situación es verdaderamente preocupante”. Asimismo, la parlamentaria de EH Bildu denuncia el doble juego del lehendakari, que por un lado anuncia medidas contra la pobreza infantil, como hizo ayer, mientras que por otro recorta las ayudas sociales a las familias con mayores problemas económicos.

Kortajarena advierte de que “el problema demográfico es uno de los grandes retos que tenemos como país” y subraya que, en contra de lo que ayer hizo Urkullu, “eso requiere políticas integrales, transversales, bien coordinadas y que vayan al meollo de la cuestión, que no es otro que hablar de empleo de calidad, de políticas de protección, de calidad de los servicios públicos, de políticas de igualdad.. De todo eso debería hablar el lehendakari cuando habla de un pacto para la infancia y las familias vascas”.

@ehbildu_legebil