EH Bildu sostiene que la Consejería de Seguridad no puede escudarse en que el sistema de pulseras telemáticas es competencia del Ministerio de Justicia y, vistas sus deficiencias, debe plantear medidas alternativas que garanticen de verdad la seguridad de las víctimas de violencia machista.

EH Bildu ha alertado hoy en el Parlamento de que sistema de control telemático –la pulsera– de agresores machistas tiene importantes deficiencias que impiden garantizar la plena seguridad de las víctimas, algo que también ha reconocido la propia consejera de Seguridad del Gobierno vasco. Por ello, Julen Arzuaga ha instado a la consejera a que asuma plenamente su responsabilidad en esa materia y elabore un sistema de control eficaz alternativo al actual. “En efecto, son los jueces quienes deben decidir las medidas cautelares que se imponen a los agresores, pero si usted detecta que un sistema no funciona, podrá proponer y proporcionar a los jueces otras medidas que sí funcionen. Es eso lo que estamos demandando”. El parlamentario de EH Bildu ha recordado que fue una víctima, Ziortza Linares, la que el pasado día 5 advirtió de las carencias del control telemático, hasta el punto de confesar que en ocasiones las víctimas llegan a arrepentirse de haber denunciado a sus agresores “porque ven que el sistema no funciona, y eso es un fracaso del sistema”.

En respuesta a Arzuaga, la consejera de Seguridad se ha escudado en que el control telemático de los agresores es gestionado por el Ministerio español de Justicia a través de una subcontrata. El parlamentario de EH Bildu, sin embargo, niega que eso suponga que el Gobierno vasco pueda lavarse las manos en lo relativo a esa cuestión concreta. “Lo que le pedimos es que analice el sistema y proponga un método más eficaz; mejorar el teléfono Bortxa y crear una aplicación para móviles está bien, pero hacen falta medidas que impongan la carga no sobre la víctima, sino sobre el agresor”.

@ehbildu_legebil