Leire Pinedo afirma que los de PNV y PSE son los presupuestos del conformismo e insiste en que es indispensable una reforma fiscal profunda porque el capítulo de ingresos se queda muy corto y no cubre las necesidades.

EH Bildu ha dejado hoy al desnudo la propaganda del Gobierno vasco en relación con sus presupuestos para 2018, puesto que por mucho que la alianza PNV-PSE repita que los del año próximo son los mayores presupuestos de la historia, lo cierto es que va a disponer de menos dinero que hace nueve años. Tal y como ha puesto de manifiesto Leire Pinedo, “descontados el pago de deuda y el TAV en 2009 había 10.171 millones de euros para gastar, pero en 2018 solo habrá 9.978 millones; es menos dinero que da para mucho menos, y eso afectará negativamente a los servicios públicos”.

A juicio de la parlamentaria de EH Bildu, el Gabinete Urkullu “ha presentado unos presupuestos faltos de valentía; son los presupuestos del conformismo, se quedan cortos y no dan para más porque PNV y PSE no quieren”. En este sentido, Pinedo subraya que, como los años anteriores, las cuentas de Lakua para 2018 “siguen teniendo una carencia de partida, los ingresos”, debido a la negativa de ambos partidos a abordar una reforma fiscal profunda. “Fruto de la recaudación fiscal, las diputaciones van a aportar 420 millones de euros más, pero ese aumento no es suficiente para cubrir el incremento por pago de la deuda (325 millones) y la reducción del déficit (150 millones). A la vista del estado del capítulo de ingresos está claro que una reforma fiscal en profundidad es indispensable para desarrollar las políticas públicas que necesita este país”. Sin embargo, incluso aunque hasta el consejero de Hacienda de Lakua la ha reclamado más de una y dos veces, “esa reforma ni está ni se la espera porque así lo han decidido PNV y PSE”.

Las consecuencias de ello, negativas, afectan a todos los ámbitos, algunos tan fundamentales como el empleo. “El Gobierno vasco dice que en 2018 va a crearse empleo, pero en un porcentaje inferior al de este año, y, viendo el futuro tan negro que se cierne sobre tantas empresas y las 130.000 personas en paro, que la creación de empleo crezca solo el 1,7% no va a solucionar los problemas que se derivan del desempleo, la precariedad y la pobreza”.

@ehbildu_legebil