Todos los grupos menos el PP han unido sus votos apelando a razones humanitarias. Piden la rectificación del ministro del Interior porque condicionar la excarcelación de los presos a que su esperanza de vida sea inferior a dos meses “vulnera los principios de humanidad y legalidad”.

A propuesta de EH Bildu, el Parlamento de Gasteiz se ha posicionado hoy a favor de excarcelar a las y los presos enfermos por razones humanitarias y de dignidad personal. En concreto, la Cámara ha solicitado “a las autoridades competentes que tengan en cuenta la legislación vigente estatal y los estándares internacionales más exigentes de tal modo que los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables puedan ser clasificados en tercer grado y excarcelados por razones humanitarias y de dignidad personal”.

Julen Arzuaga subraya la importancia de esa declaración porque “en la lucha por cambiar la política penitenciaria del Gobierno español es fundamental sumar fuerzas y que esas fuerzas sean cada vez más plurales; hoy hemos dado un gran paso porque todos los grupos menos el PP hemos sido capaces de ponernos de acuerdo y de solicitar juntos la puesta en libertad de las y los presos enfermos”. A juicio del parlamentario de EH Bildu, “estamos logrando traer a la política el consenso que ya existe en la sociedad y tenemos que seguir trabajando en esa dirección para conseguir entre todos que el discurso y la actuación del PP y del Gobierno español acaben siendo indefendibles e insostenibles”.

La transaccional apoyada por todos los grupos menos el PP recuerda al Gobierno español y a Instituciones Penitenciarias su obligación de proteger “el derecho a la vida, integridad y salud de toda la población reclusa” y, en ese sentido, pide que se derogue la instrucción 3/2017 de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y que el ministro del Interior corrija su criterio sobre la concesión de la libertad condicional a presos enfermos. El Parlamento denuncia que supeditar la excarcelación a que haya un riesgo inminente de fallecimiento en el plazo de dos meses “vulnera los más básicos principios de legalidad y humanidad, así como los principios deontológicos del personal médico que supuestamente debería adoptar este tipo de decisión”.

@ehbildu_legebil