AGENDANo Calendar Events Found or Calendar not set to Public.

EH Bildu ha celebrado un acto político, este mediodía, en Durango, con las cabezas de lista de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. Miren Larrion, Jasone Agirre y Maddalen Iriarte han desmenuzado en sus intervenciones la situación social y política de Euskal Herria, pero Iriarte no ha querido olvidar que hoy se celebra en Catalunya la Diada. “Hoy nuestra mirada y nuestro corazón están en Catalunya, pero nuestras cabezas están aquí, en Euskal Herria”, ha destacado.

La cabeza de lista por Gipuzkoa ha mostrado su deseo de iniciar un proceso también en Euskal Herria. “Porque al igual que están haciendo en Catalunya, también aquí y ahora es posible poner en marcha un proceso impulsado por la mayoría social y apoyado en los acuerdos de la mayoría política. Un proceso propio, que respete las características propias de esta sociedad, y que sepa superar todas las dificultades que se encuentre en el camino. Ese es el compromiso que adquirimos ante este pueblo. Sin ambigüedades y sin palabras medidas hasta el límite”.



Iriarte ha señalado que este país tiene que avanzar. “La mayoría sindical de Euskal Herria que representan ELA y LAB decidió hace 20 años que el Estatuto de Gernika está agotado. Queremos avanzar como pueblo, y con ese objetivo decidimos las tres mujeres que estamos hoy aquí dar el salto a la política. Queremos avanzar, porque como canta Berri Txarrak, si no avanzamos retrocedemos, como bien estamos observando en materia educativa. Avanzar, por lo tanto, en nuestro bienestar, en el cuidado de nuestro medioambiente, en el desarrollo del euskara”.

En ese sentido, ha añadido que para poder avanzar es necesario dejar de lado las dinámicas que se han venido imponiendo hasta ahora. “El pacto PNV-PSE es un frente del pasado. Huele a pasado. Si queremos conseguir otros resultados, sino queremos limitarnos a mantener lo que ya teneos, para avanzar, necesitamos nuevos equilibrios. Se darán las oportunidades para ello, pero para eso necesitamos estar fuertes”.

Miren Larrion, por su parte, ha subrayado que ha llegado el momento para construir un nuevo modelo social. “Hacemos un llamamiento a PNV y Podemos para conseguir los acuerdos de país necesarios para, por ejemplo, crear 40.000 puestos de trabajo de calidad, para terminar con la precariedad que padecen nuestros jóvenes y en especial las mujeres, para implementar la Ley de Vivienda aprobada en el parlamento de Gasteiz y que tienen recurrida en Madrid, para que nuestros mayores tengan unas pensiones mínimas de 1.080 euros y puedan acceder a sus necesidades del día a día... Aquí y ahora es posible”.



Asimismo, Larrion ha reclamado que se cumplan las promesas realizadas ante la ciudadanía en las campañas electorales. “Nosotras no queremos promesas, nosotras garantizamos hechos. Porque no nos sirven las políticas que se anuncian en las campañas electorales pero luego no se llevan a cabo durante los cuatro años siguientes. En este país, sin salir de Durango, tenemos auténticos expertos en eso”.

Jasone Agirre se ha comprometido a trabajar para solucionar los problemas del día a día de la ciudadanía vasca. “Con la precariedad, por ejemplo. Hay trabajo, pero con sueldos precarios y con contratos aun más precarios. Sueldos de 1.000 euros en 12 pagas. ¿Pero qué clase de sueldo es ese? La inestabilidad es otra de las características de los contratos que se han hecho los últimos años. El sueldo de las mujeres es un 25% más bajo”. En ese sentido, ha afirmado que esta situación es inaceptable: "No se puede presentar de ninguna de las maneras como un logro, como viene haciendo el Gobierno Vasco".



En ese sentido, Agirre ha reclamado un marco de relaciones laborales propio. “¿Sabéis dónde se decide cuánto va a cobrar nuestra gente? ¿Sabéis dónde se decide cómo van a ser nuestros contratos? En Madrid. Lo deciden PNV, Merkel, CCOO, UGT y otros. Nosotras queremos decidir aquí. Eso y solo eso. Queremos que se decida aquí lo los vascos y las vascas van a cobrar a fin de mes”.

Storymap

  • 1
TWITTER