"Quien rebaja los derechos humanos buscando seguridad, no consigue ni lo uno ni lo otro". Con la creación del departamento de Herritarren askatasunak- Libertades ciudadanas daremos prevalencia absoluta a los derechos humanos y las libertades públicas, que no pocas veces se han doblegado frente a otros intereses o prioridades.

Nos tocará mirar hacia atrás y diagnosticar las vulneraciones acaecidas, y poder así reconocer, reparar y rehabilitar a todas las víctimas de violaciones de derechos humanos. Es objetivo y compromiso central de EH Bildu buscar las condiciones y garantías de que estas vulneraciones jamás vuelvan a acontecer.

Consideramos que el pueblo vasco no ha encontrado Justicia ante los tribunales españoles. Este sistema politizado y anquilosado se ha mostrado incapaz de dar una respuesta cercana, imparcial, independiente y rápida a las demandas de la sociedad vasca. Es por eso que, apelando al principio del juez natural, avanzaremos en pos de un Poder Judicial propio, un Poder Judicial para Euskal Herria. Incardinado en la defensa europea y universal de los derechos humanos y libertades.

La existencia de un sistema penitenciario evidencia un fracaso de la sociedad. Sin embargo, los presos son personas con derechos y desde nuestra área trabajaremos para el respeto de todos los derechos de todas las personas presas. Y para la superación de la situación de las personas que han sido juzgadas por leyes y jurisdicciones de excepción que eran respuesta, en buena parte no homologable en democracia, a un contencioso en vías de superación.

Enfrentaremos como absoluta prioridad la adecuación del modelo policial al actual escenario político. La policía debe ser el espejo de su sociedad, algo que, hoy en día no ocurre ni por aproximación. Según el Código Europeo de Ética de la Policía "la confianza de la población en la policía está estrechamente vinculada a la actitud y al comportamiento de esta con respecto a su población y, en particular, al respeto de la dignidad humana y de las libertades y derechos fundamentales de la persona". Impulsaremos un proceso para definir el modelo policial que necesita este país y que conduzca a una Policía vasca de servicio a la comunidad, no represiva, no militarizada, sin criterios de actuación politizados, y respetuosa de la pluralidad social, cultural y política de la ciudadanía vasca.

Retos de calado que desde el departamento de Herritarren Askatasunak se enfrenta con el entusiasmo de reinstaurar todos los derechos, para todas las personas en toda Euskal Herria.

Nacido en Areta-Laudio (Araba) hace 40 años. Reside en Berriz (Bizkaia).

Licenciado en Derecho (EHU). Posgrado Especialista en Derechos Humanos. Actualmente prepara el doctorado en Derecho Constitucional.

Ha ejercido como abogado durante 10 años. Paralelamente ha colaborado con diversos organismos dependientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Durante los últimos tres años ejerce como técnico en Empleo y Desarrollo Local en el Ayuntamiento de Berriz.

Entre 2000 y 2004 fue representante de la ONG Liga Internacional por los Derechos y las Libertades de los Pueblos en el seno de la ONU.

Entre 2004 y 2009 representó a la ONG Asociación Internacional contra la Tortura ante la ONU.

Representante de la Asociación Europea de Abogados Demócratas entre 2000 y 2010.

Ha sido miembro del grupo ecologista Eguzki, de la organización estudiantil Ikasle Abertzaleak y de Giza Eskubideen Behatokia, Observatorio Vasco de los Derechos Humanos.

Ha publicado varios libros: La Maza y la cantera. Juventud vasca, represión y solidaridad (2010), Legislaciones y medidas excepcionales en el Estado español (2009), Violaciones de derechos humanos en el estado español (2006) y Libertad de expresión, de opinión y derecho de manifestación en Euskal Herria (2004).