Necesitamos un nuevo modelo de gobernabilidad que haga realidad la igualdad entre mujeres y hombres, una igualdad real y efectiva, no una igualdad formal que es a la que nos han acostumbrado, un modelo de gobernabilidad nuevo que integre de forma efectiva la perspectiva feminista en todas las políticas publicas, dotando para ello de los medios organizativos, técnicos y económicos necesarios.

La lucha contra la violencia sexista ejercida contra las mujeres, por el hecho de serlo, va más allá de la que se produce en el ámbito de las parejas o ex parejas y debemos vincular su análisis, prevención y erradicación a las políticas de igualdad entre hombres y mujeres.

Desde EHBildu abogamos por transformar los mecanismos de participación aumentando el grado de democratización institucional.

Proponemos impulsar la participación de las mujeres, desde su diversidad, en el diseño de políticas públicas.

Vamos a hacer una defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, tanto en el derecho a decidir el número de hijos o hijas, como en el derecho a ejercer la propia sexualidad en condiciones libres de discriminación y violencia.
Gazteen beharrizanak asetzeko ezinbesteko iruditzen zaigu Lege berri bat sortzea, urratu ezingo diren gazteon eskubide minimoak barneratuko duen legea sortu behar dugu.

Gazte baten egoera ekonomikoak ezin du inondik inora muga izan bere hezkuntza garapenean eta hortarako gazteria eta etxebizitza polítika berriak sortu behar ditugu. Ildo horretan erdi eta goi mailako ikasleentzat pisu sozialak eta konpartituak bideratuko ditugu. Ikerketa, garapen eta berrikuntzan inbertituko dugu eta diru publikoa erabiliko dugu gazteen kontratazioak sustatzeko.

Gazte gune autogestionatuen defentsa eta indartzea ere gure agenda politikoan badute bere legua.

EH Bilduk, polítika zehatzak sustatuko ditu, euskal herritar guztien eskubide zibil eta politikoak bermatuak izan daitezen, bereziki, bozkatzeko, elkartzeko eta parte hartze politikoari dagozkionak. Euskal herritarrak aipatzen ditugunean, Europa zein munduko gainerako herri eta nazioetan jatorria duten euskal herritarrez ere ari gara, noski eta lehen baitlehen pobrezia eta bazterketa egoeran dauden migratzaile kolektiboa polítika publikoetan txertatzeko konpromezua hartzen dugu.

Cuando nos referimos a la democracia directa y participativa, no nos estamos refiriendo a la mera emisión del voto en época electoral, nos referimos a una verdadera participación ciudadana que va a ser fundamental en la transformación social que proclamamos. En la actualidad, creemos más necesario que nunca que sea en connivencia con la ciudadanía vasca como se decida cuáles son los proyectos estratégicos de primer orden, y para ello, el Gobierno vasco tendrá que poner los mecanismos adecuados, y nos referimos por ejemplo a macroproyectos como el TAV.

Consideramos que es fundamental informar, promover el debate social y finalmente, consultar a la ciudadanía, desde EH Bildu creemos que ese debe de ser el procedimiento a seguir.

Bea Ilardia litzateke irabaziz gero "Aukera Berdintasunerako lehendakariordea" kargua hartuko lukeen emakumea. GARA egunkariak elkarrizketa egin dio gaurkoan, gai honetan ditugun erronken inguruan. Hemen duzue osorik:

Aurpegi eta izen berri bat, atal eta ardura berri baterako. Aukera Berdintasuna da EH Bilduren apustu nagusienetakoa Lakuako Gobernurako prestatu duen organigrama berrituan: gazteen, emakumezkoen eta etorkinen arazoak lehentasun gisa kokatzen ditu horretan, bai eta gizarte osoarenak ere, honen parte hartze demokratikoari ere bultzada emango diolako. Lehendariordetzarekin uztartuko litzateke sail berri hau, eta ardura Bea Ilardia abokatuaren eskuetan jarri dute. Galdakoztarra da eta 37 urte ditu. Bere egitekoak baditu dagoeneko zehaztapen ugari, batez ere gazteriari dagokion arloan.

Aukera Berdintasunaren arloa organigramaren goialdean jarri du EH Bilduk. Zergatik?

Bajo el nombre de Igualdad de Oportunidades, EH Bildu ha reunido cuatro de las áreas de trabajo que, necesariamente, tienen que cruzar transversalmente cualquier actuación política que pretenda la transformación social. Hablamos de juventud, pluralidad, participación y un nuevo modelo de relaciones entre hombres y mujeres.

En cuanto a éste último, partimos de la base de los derechos conquistados para las mujeres gracias a años de lucha feminista. A las reivindicaciones feministas, desde las instituciones, se ha respondido con políticas parciales y desestructuradas. Frente a esto, haremos propuestas concretas para avanzar hacia un objetivo: un nuevo modelo de relaciones entre mujeres y hombres; un modelo construido sobre un reparto justo y equitativo de los recursos y de los espacios, de la toma de decisiones, del cuidado, del trabajo remunerado,... en definitiva de la vida; de los derechos y obligaciones de todos y todas, para cuya construcción será imprescindible la participación de las mujeres.

Cuando hablamos de participación, defendemos una acción política basada en la participación activa y de calidad de las grandes mayorías sociales. Sólo si éstas son capaces de definir e implementar sus propios modelos y prioridades, tanto en el ámbito político como en el económico, cultural y social, podremos hablar de una sociedad democrática, regida por la soberanía popular. Por ello, nos comprometemos a poner en marcha un modelo que posibilite que el poder resida en el pueblo y esté sometido al control popular, un modelo que permita cambiar el actual modelo de relaciones entre la ciudadanía y las instituciones.

En este sentido, Euskal Herria es un pueblo diverso y plural. Somos todas las personas que vivimos y trabajamos aquí quienes conformamos nuestro pueblo, independientemente del origen de cada cual. En consecuencia, tomando como base nuestra propia riqueza cultural, nos comprometemos a trabajar en pos de un modelo de sociedad que tome en cuenta y aglutine la riqueza cultural de otros pueblos distintos al nuestro y que conviven en este país. Un modelo de sociedad que, además, tome muy en cuenta la realidad y las necesidades de nuestra juventud, que es y debe ser no sólo futuro, sino presente activo en todos los ámbitos.

Nacida en Galdakao (Bizkaia) hace 37 años. Reside en Galdakao.

Licenciada en Derecho (EHU).

Ha ejercido como abogada y durante los últimos cuatro años es profesora adjunta de derecho en la Universidad del País Vasco.

Especializada en tareas de defensa de mujeres en casos de violencia contra las mujeres. Participa en el congreso anual de mujeres abogadas del estado.

Ha trabajado de asesora en la oficina de atención a mujeres que la asociación Askagintza tenía en Bilbao.

Miembro de la comisión de euskara del Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Bizkaia.