Al igual que en anteriores citas electorales, ante los comicios del 20 diciembre las y los candidatos de Euskal Herria Bildu asumen y firman el compromiso ético de desarrollar su actividad política desde la honestidad, la transparencia y el respeto a los derechos de todas las personas. La confianza en el sistema democrático de un pueblo está en relación directa con el comportamiento de sus representantes políticos. Así, integridad, lealtad, diligencia y afán de servicio público son principios básicos que deben regir siempre la acción política.

Esos son los principios fundamentales del compromiso ético y social que adoptamos todas y todos los representantes políticos de Euskal Herria Bildu, y serán también los compromisos que asumen aquellas personas que nos representarán en las instituciones de Madrid.

Este es, por tanto, el contrato que asumimos la totalidad de las personas que conformamos EH Bildu, con el compromiso de cumplirlo punto por punto y aceptando que vulnerar cualquiera de los mismos nos llevaría a renunciar a nuestros cargos. Así, asumimos los efectos y las consecuencias que pudieran derivarse de nuestros actos u omisiones en el ejercicio del cargo.

1 Nuestra actuación política e institucional en representación de EH Bildu será pública y transparente, basada en los principios de lealtad a la ciudadanía y a la defensa de todos los derechos de todas las personas.

2 Los cargos de EH Bildu estamos al servicio de la sociedad vasca. Creemos en la democracia participativa, en una relación permanente y leal con la ciudadanía. Nuestro compromiso es fortalecer la sociedad civil abriendo nuevos cauces para la participación real y efectiva de los diferentes movimientos y agentes sociales en el diseño y la toma de decisiones, siempre desde el respeto a su autonomía.

3 La administración de los fondos públicos siempre debe estar presidida por la diligencia y la eficiencia, valores que son incompatibles con el exceso de gasto en salarios y dietas de cargos políticos. En coherencia con ese principio, EH Bildu impulsará la revisión a la baja de la escala salarial de las y los representantes políticos de las instituciones en las que participe.

4 Nuestra gestión como cargos públicos de EH Bildu será absolutamente transparente. Cada representante de la coalición deberá hacer una declaración pública de patrimonio tanto en la toma de posesión del cargo como en la hora del cese. Los cargos públicos de EH Bildu votaremos a favor de cualquier investigación, incluidas las que pudieran afectarnos a nosotros mismos o a los partidos que forman la coalición, que pretenda aclarar y depurar eventuales responsabilidades por corrupción o tráfico de influencias o, en general, cualquier comportamiento éticamente reprochable.

5 La honestidad guiará permanentemente nuestra actuación en la administración de los recursos públicos, siempre poniendo el interés general por encima de intereses personales o particulares. La actividad política es un servicio a la sociedad, no búsqueda de beneficio personal o partidario, por lo que no cabe ningún tipo de privilegio para quienes ostentan cargos públicos e institucionales.

6 Los cargos públicos de EH Bildu nos abstendremos de intervenir en cualquier asunto en el que podamos tener algún interés económico, o cualquier otra ventaja personal o familiar, siempre que guarde relación con el ejercicio de nuestra función pública. Asimismo, tampoco haremos uso directo o indirecto, en beneficio propio o ajeno, de la información a la que pudiéramos tener acceso por razón del cargo, ni durante su desempeño ni con posterioridad, ni aceptaremos regalos, donaciones, invitaciones o prebendas de cualquier tipo que puedan condicionar nuestra neutralidad en el ejercicio de nuestro trabajo político e institucional.

7 Nos comprometemos a defender con firmeza y determinación todos los derechos (humanos, sociales, civiles y políticos) de todas las personas, porque son, junto con la soberanía plena y el derecho a decidir, los principios fundamentales de la democracia. Adoptaremos una actitud contraria a cualquier recorte o vulneración de derechos que pueda llevarse al Congreso o al Senado, en consonancia con los criterios establecidos de manera soberana en el seno de EH Bildu.

8 Consideramos imprescindible dejar de lado las vías puntuales y parciales para superar las situaciones de discriminación entre mujeres y hombres. Por ello, trabajaremos para que los derechos de las mujeres sean respetados en su integridad, buscando la superación del actual sistema y dejando de lado la mística de la masculinidad.

9 Desde el respeto a la dignidad humana como base para la relación entre las personas, los cargos públicos de EH Bildu entendemos la confrontación política como un ejercicio de lealtad a la dignidad personal de nuestros adversarios políticos, por lo que rechazamos cualquier comportamiento dirigido a su desprestigio personal o cualquier invasión en su vida privada, así como cualquier otra acción contraria a la dignidad humana.

10 En el ADN mismo de EH Bildu está el diálogo, la negociación y el acuerdo entre diferentes. Ese será nuestro método de trabajo (diálogo, negociación y acuerdo), siempre en defensa del interés general de la sociedad vasca.